Scroll to top

Descubre qué es la ortoqueratología nocturna

La ortoqueratología, conocida como orto-k, parece que es una alternativa nueva para los problemas de refracción de la visión. Recientemente has empezado a oír hablar de ella. Lejos de ello, en los años 60 ya se empezaron a realizar experimentos para intentar eliminar o reducir la miopía. Con nuevas investigaciones y el paso de los años ¿Se consiguió? A continuación te desvelamos todo lo que debes saber sobre esta técnica que te permite prescindir de tus lentillas o gafas durante el día y es una alternativa a las técnicas quirúrgicas.

¿QUÉ ES LA ORTOQUERATOLOGÍA NOCTURNA?

La ortoqueratología nocturna es la modificación reversible de la superficie de la cornea. ¿Cómo? Mediante una lente especial de uso nocturno que se quita durante el día y principalmente reduce la miopía.

La cornea es una estructura exterior del ojo dúctil y blanda. Su forma debe de tener una determinada curvatura para cumplir las propiedades de refracción. Las lentillas de ortoqueratología producen una presión sobre la forma de la curvatura de la cornea responsable del error miópico. De esta forma se provoca una reducción o eliminación temporal del problema de visión.

Este proceso es gradual. Las mejoras visuales se producen con el uso prolongado de las lentes nocturnas. El efecto corrector es temporal, si no se mantiene su uso en periodos de tiempo. Se ha comprobado la capacidad del método para detener la progresión de la miopía.

 

TRATAMIENTO ORTOQUERATOLOGÍA

Lo primero que hay que realizar es un exhaustivo estudio optométrico. En él, entre otros detalles se evalúa la morfología de la cornea, para determinar la idoneidad del tratamiento. Decidida la potencia y el material de las lentes, se realiza una prueba de una noche, en la que como mínimo la lentilla ortoqueratológica tiene que estar colocada en el ojo 8 horas.

Al día siguiente, el paciente experimenta las primeras sensaciones. Es el momento de realizar una segunda consulta. El optometrista evaluará posible alteraciones que afecten a la salud del paciente.

A los quince días se vuelve a hacer seguimiento de la evolución del paciente. Se determinará si el tratamiento de ortoqueratología evoluciona correctamente. Si todo es correcto, mes y medio después se repite. Es importante que ante cualquier pequeña sensación de picor o problema de visión, se acuda al especialista.

 

¿TODOS LOS PACIENTES PUEDEN SER CANDIDATOS A LA ORTOQUERATOLOGÍA?

El publico objetivo de este tratamiento son personas con miopía inferior o igual a -4,50 dioptrias. Puede estar ligada o no a un astigmatismo que llegue a 1.50 dioptrias.

Esta técnica elimina la necesidad de utilizar gafas, ser intervenido quirúrgicamente o usar lentes de contacto. Esto convierte en una opción atractiva para deportistas. El handicap negativo es que la morfología de la cornea y los criterios de salud no siempre acompañan a su uso.

Es muy importante acudir a un profesional que realice un completo estudio óptico previo y cuente con equipos necesarios. De esta forma se evalúa cada caso y se realiza un seguimiento de la adaptación a la lente a posteriori.

 

ORTOQUERATOLOGÍA EN NIÑOS

El método está especialmente indicado para niños y jóvenes en edad de crecimiento que tienen un progreso rápido de miopía. Este método es eficaz para controlar el crecimiento de su error refractivo. Además, en estos casos no es aconsejable la intervención quirúrgica y se convierte en una alternativa para subsanar el defecto miópico.

 

POSIBLES EFECTOS SECUNDARIOS

No es habitual que se experimenten problemas por el uso de lentillas ortoqueratológicas. Sólo en algunos casos se pueden dar sensaciones de pinchazo, irritación, escozor, mala visión, lagrimeo, sequedad.

La ortoqueratología es un procedimiento invasivo. Ya que es una solución externa produce un modificación y esto siempre puede provocar alteración en la salud.

Post a Comment

You must be logged in to post a comment.